Consejos de conducción

Por una conducción eficiente y sostenible, y sin nervios.

  • 1. Uso de la calefacción y aire acondicionado con moderación. Nunca caliente el motor dejándolo al ralentizó con el objetivo de chafar el habitáculo. Esto perjudica el motor, así como el medio ambiente y el bolsillo. El uso del aire acondicionado aumenta un 5% el consumo de carburante. Si además, además, este uso es abusivo este consumo se puede dispararse hasta los 2l/100km. Evitar el uso excesivo de estos equipamientos ahorra muchas emisiones de CO2.
  • 2. Utilice el freno motor (reduciendo de marcha) para reducir la velocidad. Con regímenes superiores a las 1400rpm deja de inyectarse combustible y se frena sin consumir y sin someter los frenos del vehículo a esfuerzo. Al bajar de las 1400rpm vuelve a inyectarse combustible por qué el motor no se pare. Iniciando la marcha inmediatamente después del arranque en frío y evitando regímenes elevados, el motor y el catalizador de gases de *escampament se calientan rápidamente. Cada vez que frenamos bruscamente aumentamos el desgastes de los frenos y neumáticos.
  • 3. Cambie lo más rapido posible a una marcha más larga y no pise a fondo el acelerador. Se tendría que mantener entre las 2000 y las 3000 rpm durante la marcha. Cada vez que aceleramos de forma agresiva el consumo se dispara.
  • 4. Adaptese al ritmo del tráfico. "Los lentos" son tan peligrosos como "los rápidos". Esté siempre atento a los límites de velocidad vigentes. Informes antes de salir de vacaciones sobre los límites de velocidad y normas de tráfico vigentes en el extranjero.
  • 5. Si está parado durante más de un minuto, apague el motor.
  • 6. El vehículo tiene que funcionar de forma correcta desde el punto de vista técnico. Las inspecciones periódicas y el mantenimiento salen por anticipado. Y no sólo para mantener el valor de su vehículo, sino porque también contamina mucho más. Es importante seguir el mantenimiento recomendado por el fabricante. Y utilizar aceites sintéticos con propiedades *antifricció, puesto que se puede llegar a reducir, el consumo de combustible, hasta un 5%. Incluido aquellas pequeñas cosas, como un filtro de aire sucio o unas bujías viejas, influyen en el rendimiento, de su vehículo.
  • 7. Comprobar frecuentemente la presión de los neumáticos. Una presión de los neumáticos mínimamente por debajo del valor establecido aumenta la resistencia al rodamiento y el consumo del combustible. La fricción del neumático representa hasta un 15% del consumo total de combustible y con un control adecuado se puede ahorrar hasta un 4% de consumo adicional.
  • 8. Prescinda de cargas innecesarias encima y en el interior del vehículo. Una mayor resistencia aerodinámica incrementa el consumo del combustible. Si circula a otras velocidades, evite traer las ventanas abiertas y traer elementos innecesarios que "frenen" el vehículo, como por ejemplo un *portaequipatges al techo vacío.
  • 9. En trayectos largos realice paradas con regularidad para descansar. Se recomienda cada 2 horas. Cuando pare se tiene que mover y relajarse. Así estará en forma por el viaje.
  • 10. No circule durando mucho tiempo en "reserva". Si de golpe se encuentra en un atasco, la próxima estación de servicio puede encontrarse muy lejos. Además, estamos haciendo uso de los últimos litros de combustible , donde se acumulan las impurezas del combustible, por muy refinado que sea. Estas partículas van a parar el fondo del depósito y el combustible, del fondo del depósito, recoge estas partículas y son enviadas ninguno el motor. El filtro de combustible actúa como intermediario recogiendo una parte de ellas, aunque no filtra sustancias líquidas como las parafinas que pueden llegar al sistema de inyección, poniéndose en lo alto de los inyectores y echándolos a perder.